fbpx

¿El trabajador se puede negar a prestar servicios en Pandemia, Covid-19?

abogado de trabajadores

Si bien el trabajador debe cumplir con su obligación de realizar la labor convenida en el contrato de trabajo, para que ello sea posible, el empleador está obligado a tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores, manteniendo las condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas, como también los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales.

Si el empleador no toma los resguardos necesarios que incluyan las medidas indicadas u ordenadas por las autoridades de salud o lo informado por la Dirección del Trabajo para evitar los contagios de Covid-19 en las dependencias del lugar de trabajo poniendo en riesgo la vida y salud de los trabajadores que laboren en dicho lugar, puede considerarse una situación de riesgo grave e inminente para la vida o salud de los trabajadores por lo que el Código del Trabajo en su artículo 184 bis, permite al trabajador ejercer su derecho a negarse a trabajar interrumpiendo sus labores y, de ser necesario, abandonar el lugar de trabajo.

            ¿Que requisitos me exige la normativa laboral para negarme a cumplir con el trabajo convenido?

El artículo 184 bis del código del trabajo señala lo siguiente:

Art. 184 bis. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo precedente, cuando en el lugar de trabajo sobrevenga un riesgo grave e inminente para la vida o salud de los trabajadores, el empleador deberá:

  1. Informar inmediatamente a todos los trabajadores afectados sobre la existencia del mencionado riesgo, así como las medidas adoptadas para eliminarlo o atenuarlo.
  2. Adoptar medidas para la suspensión inmediata de las faenas afectadas y la evacuación de los trabajadores, en caso que el riesgo no se pueda eliminar o atenuar.

Con todo, el trabajador tendrá derecho a interrumpir sus labores y, de ser necesario, abandonar el lugar de trabajo cuando considere, por motivos razonables, que continuar con ellas implica un riesgo grave e inminente para su vida o salud. El trabajador que interrumpa sus labores deberá dar cuenta de ese hecho al empleador dentro del más breve plazo, el que deberá informar de la suspensión de las mismas a la Inspección del Trabajo respectiva.

Los trabajadores no podrán sufrir perjuicio o menoscabo alguno derivado de la adopción de las medidas señaladas en este artículo, y podrán siempre ejercer la acción contenida en el Párrafo 6° del Capítulo II del Título I del Libro V del Código del Trabajo.

En caso que la autoridad competente ordene la evacuación de los lugares afectados por una emergencia, catástrofe o desastre, el empleador deberá suspender las labores de forma inmediata y proceder a la evacuación de los trabajadores. La reanudación de las labores sólo podrá efectuarse cuando se garanticen condiciones seguras y adecuadas para la prestación de los servicios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial