fbpx

Cuando procede el descuento del seguro de cesantia en el finiquito

Descuento del seguro de cesantía en el Finiquito, ¿Cuándo procede y cuando no?

Recibo muchas consultas de trabajadores despedidos por Necesidades de la empresa que reclaman por un descuento en su finiquito ligado al seguro de cesantía.
Muchos me preguntan si procede o no y si pueden reclamar este descuento del seguro de cesantía en el finiquito que lo consideran indebido al igual que el motivo de su despido.

Primero revisemos la norma en cuestión:
La ley N° 19.728 contempló la obligatoriedad de los trabajadores y empleadores de cotizar para el seguro de cesantía en una cuenta individual de cada trabajador.
El seguro es de financiamiento compartido entre el trabajador, que es el beneficiario, y el empleador.
El artículo 13 de la Ley 19.728 señala: “Si el contrato terminare por las causales previstas en el artículo 161 del Código del Trabajo, el afiliado tendrá derecho a la indemnización por años de servicios…”, el inciso segundo indica que “se imputará a esta prestación la parte del saldo de la Cuenta Individual por Cesantía constituida por las cotizaciones efectuadas por el empleador más su rentabilidad, deducidos los costos de administración que correspondan, con cargo a las cuales el asegurado pueda hacer retiros en la forma que señala el artículo15.…”

Ahora, qué significa esto?
En términos simples, si el trabajador es despedido y su empleador le imputa la causal legal de Necesidades de la Empresa, por el solo hecho de aplicar esta causal, puede aplicar el descuento del seguro de cesantía en el Finiquito.
Pero que ocurre en la realidad, la gran mayoría de las veces, no existen los motivos para alegar Necesidades de la empresa, pero como el empleador quiere deshacerse de un trabajador el mismo día que le comunica el despido, y como está obligado por ley a establecer un motivo del despido para evitar los despidos arbitrarios, aplica la causal de despido que le sanciona con el menor % de recargo legal en el caso que el trabajador lo demande en tribunales. (La causal de necesidades de la empresa implica un recargo sanción del 30% sobre los años de servicios, en cambio, si no señalara ninguna causal, la sanción en tribunales es del 50%, con sentencia).
Ya sabemos que si el empleador despide por necesidades de la empresa, la ley lo faculta para practicar el descuento del seguro de cesantía en el finiquito, y también comprendemos por que aplica la causal de necesidades de la empresa aún que no tenga motivos reales.

PERO QUE PUEDE HACER EL TRABAJADOR PARA REVERTIR ESTA INJUSTICIA?
Simple, si el trabajador considera que en realidad no existen los motivos por los que fue despedido, que su cargo ya lo ocupa otro trabajador o que no se dan las situaciones de re adecuación económica o de mercado que se señalan en la carta de despido, debe hacer lo siguiente:
1º- No firmar el finiquito, o antes de firmar, hacer una expresa reserva de derechos en el finiquito para poder demandar. (Llámanos o visítanos pata orientarte sin costo de cómo debes hacer esta reserva, ya que si te equivocas puedes perder el juicio).
2º- Contactar a nuestra oficina para elaborar la demanda por despido injusto y solicitar el reembolso del descuento indebido del seguro de cesantía en el finiquito.
Nuestro estudio jurídico cuenta con varios casos ganados donde hemos demostrado ante el juez laboral que el despido por necesidades de la empresa aplicado por el empleador era solo una ficción para poder despedir al trabajador, obligando al empleador en sentencia condenatoria no solo a pagar una indemnización adicional del 30% sobre los años de servicio, sino que además, a reembolsar al trabajador el descuento indebido del seguro de cesantía que se practico en el finiquito, esto aún que ya haya enterado ese descuento en la entidad administradora del seguro.

Conclusión: Si bien la ley autoriza al empleador a practicar el descuento del seguro de cesantía en el finiquito cuando despide al trabajador por alguna de las causales del artículo 161 del Código del Trabajo, causales como las necesidades de la empresa, la legislación laboral también protege al trabajador de las conductas abusivas del empleador al momento del despido permitiendo al trabajador poder demandar en tribunales laborales para que el juez declare si efectivamente la causal no procedía, y por tanto, declare el despido injusto y ordenando el pago del recargo legal y del descuento indebido en el finiquito del trabajador.

Recuerda que puedes revisar algunos de nuestros casos ganados en:

http://www.abogadolaboralchile.cl/casos-ganados